La Marca País Uruguay Wine fue lanzada en el 41° Congreso Internacional de la Viña y el Vino - Vinos Uruguayos
En el marco del 41° Congreso Internacional de la Viña y el Vino que se realizó en el Centro de Convenciones de Punta del Este, se llevó a cabo la presentación de la marca sectorial Uruguay Wine,
INAVI, 41° Congreso Internacional de la Viña
16868
post-template-default,single,single-post,postid-16868,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

06 Dic La Marca País Uruguay Wine fue lanzada en el 41° Congreso Internacional de la Viña y el Vino

En el marco del 41° Congreso Internacional de la Viña y el Vino que se realizó en el Centro de Convenciones de Punta del Este, se llevó a cabo la presentación de la marca sectorial Uruguay Wine, la sexta marca sectorial de la nueva arquitectura deUruguay Natural, que surge como iniciativa de Uruguay XXI. Esta marca se alinea a los valores de salud, educación, institucionalidad, democracia, medio ambiente, espíritu y armonía, que redundan en el concepto de Calidad de Vida.

El director de Comercio Exterior de INAVI Martín López dio la bienvenida a todos los participantes del evento, y presentó al panel de oradores, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech, el director ejecutivo de Uruguay XXI, Antonio Carámbula, el presidente del Instituto Nacional de Vitivinicultura, José M. Lez Secchi, y el director de i+D, agencia responsable del desarrollo, Nicolás Branca.

Para compartir los grandes lineamientos de la Marca País, cedió la palabra a Antonio Carámbula, quien expresó la importancia de que este lanzamiento se realice en el marco de este Congreso, que concita la atención internacional.

“Una marca ayuda a abrir y sostener nuevos mercados, a ingresar con nuevos productos y sostener sus precios, colabora en la atracción de turistas y sobre todo en la atracción de inversores, que generan un crecimiento genuino del país”, expresó. “La Marca País es un reflejo de lo que somos y lo que hacemos: nos conocen por el fútbol, la carne, la estabilidad social, política y económica, por la seguridad jurídica, por el plan Ceibal, el cambio de matriz energética y nuestros vinos, que son reflejo de lo que somos”.

“El potencial que tiene el vino para el posicionamiento de la Marca País es muy importante, pues una vez exportado llega con su marca a la mesa del consumidor. También es un reconocimiento al sector y a INAVI, de quien permanentemente se recibió apoyo desde un principio”, finalizó, augurando un futuro venturoso para esta alianza.

Nicolás Branca dio a conocer los lineamientos técnicos de esta marca sectorial, destacando la importancia de las marcas asociadas a la gastronomía, los sabores y los gustos, pues están asociadas como experiencias, que en el caso del vino, es el mejor ejemplo. “Como herramienta de marketing, la Marca País es la mejor forma de explicar las características de un país, se piensa para el mundo y da mensajes verosímiles. La calidad de vida, por ejemplo, es un concepto que se verifica con la percepción de nuestros visitantes: se basa en conceptos como la armonía en la convivencia, un clima social agradable, y el espíritu del que el ejemplo más evidente es ‘la garra charrúa’ en lo deportivo, pero que se puede extrapolar a la arquitectura, el arte, la investigación y el emprendedurismo”, dijo Branca.

La iconografía está basada en un acervo artístico nacional con exponentes como Torres García, Costigliolo, Barradas, y otros; con una tipografía y estilo visual que busca manifestar esos conceptos con vitalidad. Para las marcas sectoriales se desarrolló una arquitectura de marca que pone en evidencia su especificidad, pero a la vez expresa algo que la trasciende. Este concepto clave está dentro de la marca del vino: Uruguay Wine. Tiene un ‘tagline’ o eslogan que es: “A story to taste”, un juego de palabras que da la idea de muchas historias vinculadas a cada vino, a cada familia elaboradora. Son historias de trabajo y esfuerzo, de valentía para emprender nuevos desafíos y de constancia para sostenerlos a lo largo del tiempo.

    

“Se presentó un folleto explicativo, y en la página web de Marca País se continuará aunando el discurso oral o escrito con un discurso visual que deberá continuar desarrollándose, generando un mensaje claro para el público de Uruguay Wine y que contribuya al concepto general de construcción de la Marca País”, expuso Branca.

José Lez en esta oportunidad puso de manifiesto la importancia de este momento, pues todo el sector contribuyó con su trabajo a la concreción de esta marca sectorial. “Este paso nos ordena y nos pone dentro de un contexto general. Cada vez que se descorche un vino en el mundo va a estar respaldando lo que son nuestras playas y nuestro hacer cultural. El vino, como producto de calidad, tiene un constante respaldo hacia el consumidor, en lo que INAVI  tiene mucho que ver, dentro de un mundo que es cada vez más competitivo y exige más en calidad y en comunicación”.

El gran proyecto de Uruguay está fronteras afuera. Países muy cercanos como Brasil contribuyen a poder mostrar hoy esas cifras de exportaciones, como también los Estados Unidos aportan a su consolidación. “Tenemos que salir a conquistar el mundo, y no es hoy subiendo a un avión con algunas botellas a seguir buscando reconocimiento”, afirmó Lez. “Hoy podemos mostrar al mundo nuestra marca desde este evento, en el Congreso hay más de 400 personas del resto del mundo, y está claro y es muy transparente que es debido a que hemos sabido comunicar nuestro país como productor vitivinícola del siglo XXI, como lo fuimos hace varios años también, en el año 1995, cuando fuimos sede por primera vez de esta reunión internacional de vitivinicultores”.

En último término el ministro Enzo Benech, dio una cálida bienvenida y agradecimiento, y afirmó que es un desafío recibir en nuestra casa a este enorme número de visitantes que viajan por el mundo y pueden comparar, pero “nos sentimos con mucha fuerza y confianza en lo que hacemos”, dijo.

“Uruguay es uno de los pocos países en el mundo que producimos alimentos y los vendemos al mundo, pero que de eso vivimos”, siguió Benech. “Los que aquí estamos descendemos de inmigrantes, y nuestra cultura lo reafirma. Aquí generamos un crisol de nacionalidades. Y hoy en la vitivinicultura hay nuevas generaciones, inversores argentinos y japoneses, a quienes recibimos de brazos abiertos con normas claras, predecibles y respetuosos de quienes vienen a establecerse con sus inversiones a nuestro país”.

Con una sencilla frase, sintetizó lo que concierne a la industria vitivinícola: “No podemos tomarnos todo el vino que producimos, aunque hagamos unos cuantos esfuerzos”, sentenció haciendo reír a los presentes. “Este crisol de razas ha aportado a que podamos diferenciarnos en algunas cosas, y queremos mostrárselo al mundo, queremos compartirlo, que ustedes lo vean, y que nos ayuden a tomar el vino. Por eso hacemos lanzamientos de este tipo, que el mundo vea lo que hacemos, y nos transmita qué es lo que le gusta. Nuestra gente está dispuesta a colaborar en ello, a asumir el desafío y realizar el trabajo conjunto. Es una apuesta bien interesante”, dijo, para finalizar cálidamente saludando a los representantes extranjeros reunidos en la sala de conferencias, con un “aprendan a querernos un poco, compartamos una copa de vino, y son bienvenidos todas las veces que quieran venir a este país”, que suscitó los espontáneos aplausos de todos los presentes.