Entrevista a Sonia Emed, Enóloga de la Bodega Familia Moizo - Vinos Uruguayos
16606
post-template-default,single,single-post,postid-16606,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.7,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

26 Oct Entrevista a Sonia Emed, Enóloga de la Bodega Familia Moizo

 26 de octubre, ¡Feliz día del enólogo!

Hoy conmemoramos en Uruguay el día del enólogo. Por eso, desde Vinos Uruguayos queremos saludarlos, y mostrar el trabajo que hacen día a día, ¡para hacernos llegar los mejores vinos uruguayos!

El enólogo, un actor fundamental de la vitivinicultura es responsable de toma de decisiones durante todo el proceso de elaboración del vino. El término de Enología viene del griego οἶνος “vino” y λόγος “conocimiento” y como muy bien dicta el título, es la ciencia, la técnica y el arte de producir vino.

A través del trabajo de un Enólogo se puede apreciar el sabor que el vino nos ofrece, ya que muchos de los buenos vinos son fruto del aporte que realiza este profesional en todo su proceso. Además, es quien se encarga de realizar el seguimiento del proceso, desde la maduración de la uva hasta el embotellado del vino, controlando todos los aspectos del producto como la acidez, azúcar, aromas o taninos.

Entrevista a Sonia Emed, enóloga de la Bodega Familia Moizo.

Familia Moizo posee un viñedo de 11 hectáreas, ubicado en la Ruta 5, Km 34.200, en el Departamento de Canelones y producen las cepas clásicas: Tannat, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Merlot, Chardonnay, Ugni Blanc, Moscatel de Hamburgo. Elaboran aproximadamente 150.000 litros por año.

Una Bodega familiar, fundada por sus antepasados. Fue en el año 1856 que sus ascendiente emigraron desde Italia hacia Uruguay, en busca de paz y trabajo, y se afincaron en la zona de Juanicó, Canelones. Hoy son la quinta generación de estos inmigrantes encargados de producir uvas y vinos de la más alta calidad.

La preparación de sus vinos son controladas por los enólogos de la propia familia: Omar Moizo y su esposa, Sonia Emed, ambos enólogos que se conocieron cursando la escuela de Enología, y hoy en día son quienes administran y llevan adelante el negocio familiar.

  • Vinos Uruguayos: ¿Cómo se inició su pasión por el vino?
  • Sonia Emed: Recuerdo que desde 5to año de escuela, mis padres eran amigos de muchos de los profesores que trabajaban en la escuela de vitivinicultura y estaba en contacto con muchos de ellos. Uno de los profesores vivía dentro del predio de la escuela y desde chica a mi me gustaba ir y recorrer los viñedos ya que mi familia no viene del área vitivinícola.

 

  • VU:¿Tenía algún enólogo idealizado, alguien a quien admirar cuando comenzaste en esto de la enología?
  • SE: En ese tiempo mi mayor admiración era cómo la mayoría de los enólogos eran gente trabajadora que además de sus conocimientos trabajaban a la par de sus compañeros.​ Un ejemplo de ello era el profesor enólogo Dimar Larroque, que empezó siendo peón en la escuela e vitivinicultura y llegó hasta la docencia en viticultura.
  • VU:¿Cuál es la parte difícil de ser enólogo?
  • SE: Cuando yo me recibí (tenía 18, hace 34 años) ​la parte difícil como enóloga era que la mujer sea reconocida como tal, si no venías de una familia vitivinícola, en general te tomaban para laboratorio o para hacer tareas menores.​ Actualmente, la dificultad la encuentro en trabajar full time y congeniar con las ​tareas inherentes a la familia.

 

  • VU: ¿Cuáles son los pasos, según usted, para reconocer un buen vino?
  • SE: Para darse cuenta que estamos ante un buen vino es fundamental el uso de los sentidos.​

 

  • VU: ¿Qué influye a la hora de hacer el vino?
  • ​SE: En primer lugar, influye la calidad de la uva, la forma de elaborarlo ayudado con la tecnología y aplicando los conocimientos adquiridos durante los estudios y la experiencia. ​

 

  • VU: ¿Qué cree que buscamos los uruguayos a la hora de elegir un vino?
  • SE: Calidad-Precio.​

 

  • VU: ¿Qué características definen a sus vinos?
  • SE: Nuestros vinos expresan el terroir de la zona de Juanicó, son vinos elaborados para el público uruguayo resaltando la característica frutal de la uva y en el caso de los vinos reserva marcamos un balance ​equilibrado entre madera y fruta.

 

  • VU: Para finalizar, ¿qué le diría a los futuros enólogos? ¿Es una profesión académica o de sentimientos?
  • SE: Es una profesión que tiene que guiarse por ambas, por la pasión y lo aprendido. ​